Moleskine horizontal


MOLESKINE HORIZONTAL | Notas mentales del autor

Moleskine horizontal

Olivetti Lettera 32


4 comentarios

Llevo en la sangre la estirpe de hombres que vivieron de y para las máquinas de escribir. A lo largo de su vida, mi abuelo materno y el hermano de mi madre repararon artefactos mecanográficos: Remington, Olimpia, Underwood, Silent, Corona, Olivetti y demás marcas desfilaron por sus talleres expertos. La última vez que vi con vida a mi tío, me mostró una Concordia vieja que reparó a finales de los años 70 y cuyo dueño jamás recogió: aún esperaba él que volviese por ella.  Continuar leyendo…

Moleskine horizontal

La tarde del asesino


No hay comentarios

¿Cuántas veces había estado en la entrada del laberinto? Presto a subir las gradas, cuido el equilibrio para no ser atraído por el ojo arenoso que desde el centro me mira. (El laberinto circular es el más engañoso de todos). Andaba cazando una certeza y se me colocó aquí. Me he perdido en otro dédalo de vivencias, el conocimiento me pesa al hombro, hace tiempo que mi ciudad ha dejado de asombrarme… Si quieres encontrarte, piérdete en un estadio, deslízate por una plaza, ábrete paso por los anfiteatros de Roma…

Continuar leyendo…

Moleskine horizontal

500 μ


No hay comentarios

Todo inicia con los objetos en su dimensión macroscópica, la naturaleza visible que tarde o temprano dejará de serlo para incorporarse a lo sometido por el tiempo: lo microscópico.

Llegamos entonces al terror de la degradación. La desaparición como la que produce el avance del desierto, infinitos gránulos de arena que avanzan en ese proceso que, por cualidad, obedece su propia ley. Asimismo hace el polvo. Y debido a su capacidad invasora, que transgrede incluso lo viviente, cada parte de todo tejido orgánico que se degrada tiende a la micro dimensión de lo pulverizado. Ingente cantidad del polvo del planeta está constituida por los residuos polvorientos de tejidos muertos.

Continuar leyendo…

Moleskine horizontal

Postit con la palabra desorden


No hay comentarios

El desorden tiene una cantidad inmensa de nombres y proyecto escribirlos todos en postits de colores para pegarlos, en orden estricto, sobre una pared inmaculadamente blanca.

Inevitabilidad del desorden

A la naturaleza no le importa el orden, y que quizá haya algo de intervención del desorden para el surgimiento de la vida. Sé que el orden da posibilidades al no, y también al sí. Desde el hecho de que no hay unidad, unicidad ni uniformidad en el mundo, existe el desorden. Construir orden, sin duda, genera niveles de desorden en otros sitios del espacio, o en el tiempo.

Continuar leyendo…

Moleskine horizontal

Anotaciones amnióticas


No hay comentarios

Un sobresalto de lava me llamó desde las entrañas de la Tierra; guiado por el instinto dirigí los pasos donde un joven vestido de blanco me sonreía con candidez. Señaló la entrada de mi destino, ese casquete imponente de piedras y tierra con la abertura a modo de portal que había esperado por mí mientras vagué por el mundo. Vas a volver al vientre de tu madre, me prometió, y yo que estaba ahí para creer, creí. Llegué dos días antes al lugar con la intención de una experiencia; años atrás estuve ahí y me retiré con las manos vacías, pero siempre supe que el sitio me debía algo y volví por él. Caminé entre la invasión de ofertas que iban desde la lectura del Tarot, las terapias africanas, hindúes, las limpias peruanas, el Feng Shui… Acupuntura, Reiki, sanaciones de Catemaco, reacomodo de chakras, masajes holísticos, flores de Bach, en fin, una pléyade prolija en espiritualidad aparecía a mi vista: turismo místico. Aún conservo la postal adquirida hace años en la que, al fondo del poblado, se aprecia el montaje de una nave interestelar venida de los espacios profundos, souvenir para quienes ansían avistar inteligencia E.T. en las inmediaciones sobre el ocasional manto de neblina.

Continuar leyendo…