ETHEL KRAUZE


El suicidio de una mariposa es realmente una sola respiración (o movimiento de ajedrez, o batir de alas). Qué tremendo descubrir que una historia completa está clavada en la cruz de un instante inexplicable.