Moleskine horizontal

Rottweiler


No hay comentarios

El magnífico sello Nagari lanza con la iniciativa de Omar Villasana, su editor, la colección bilingüe de cuentos Tiempos Irredentos | Unrepentant Times, historias en torno a la violencia entre las que se incluye Rottweiler. Mi cuento aparece al lado de los de prestigiosos autores como Yuri Herrera, Úrsula Fuentesberain, Alberto Chimal, Erika Mergruen y Lorea Canales. Tengo el honor de que me traduzca al inglés el poeta norteamericano Arthur Dixon.

En Rottweiler, pretendo la escritura de esa violencia primigenia que hallamos en cualquier sitio: ciega e incluso inconsciente: uno de los más vitales motivos de la literatura antes que la violencia del crimen organizado o el narco que tanto vemos en los noticieros (a mi juicio, tópicos por los que se opta para una salida fácil en el mercado editorial). Con Rottweiler intento homenajear de paso a mi entrañable y amada colonia de origen, la Romero Rubio en Ciudad de México.

De Rottweiler, dice Elena Poniatowska en el prólogo del cuentario:

Isaí Moreno introduce el tema de la violencia sin llegar al morbo, incluso su des­ enlace es una muestra de cómo se puede hablar de ella sin caer en lo truculento. La violencia está presente en los sitios menos pensados. Isaí Moreno logra un excelente relato.

Hay también una reseña magnífica de Luis Benítez al libro, publicada en la neoyorkina Viceversa Magazine. Y sobre el relato Rottweiler éstas son sus palabras:

“Rottweiler” es el título elegido por Isaí Moreno para dar cuenta de otro aspecto violento de nuestro tiempo, acertadamente plasmado mediante el acto de un ser irracional, un perro de compañía que se convierte en la bisagra narrativa que le abre las puertas a aquello tan ominoso que se va deslizando ante nuestros ojos desde las primeras líneas de su relato.

El libro Tiempos Irredentos | Unrepentant Times se encuentra circulando ya en algunas librerías de los Estados Unidos y en breve se presentará en México. Puede adquirirse por Amazon aquí.

Ser novelista

Soledad, la novela maestra de Rubén Salazar Mallén


No hay comentarios

Si tuviésemos que definir en breves palabras la novela Soledad, de Rubén Salazar Mallén, nos veríamos en la necesidad de decir que se trata de una obra maestra absoluta. No hay exageración al pronunciarlo. Es muy poco frecuente hallar, entre las obras de los años cincuenta del sigo pasado, una novela que pueda calificarse de actual y universal.

Sabemos que Salazar Mallén fue un escritor corrosivo, de ambivalencias, a quien el mundo literario de su época, y prácticamente el de la actual, le marginó hasta los límites. ¿Por qué razón? ¿Por sus deformidades físicas? ¿Por su carácter iracundo y la mayoría de las veces hostil? No. La causa primordial fue su férreo enfrentamiento al poder y los grupos de poder. Las vicisitudes de su existencia conllevaron la marginalidad de su propia obra y no fue extraño que se viese en la necesidad de publicar en editoriales de dudoso catálogo, como Costa Amic. Sus primeros ejercicios novelísticos debieron ser publicados en un sello llamado Ex Libris,  que a fin de cuentas no fue sino el apelativo que se inventó para una edición de autor, a la que llamó Ejercicios, entre los que se encuentra Soledad (otros de los títulos incluidos en Ejercicios son Adriana, Inexorablemente, Cándida y Ruta).

Continuar leyendo…

Moleskine horizontal

El lenguaje lo contiene todo


No hay comentarios

Siempre puede expresarse todo, en suma. Lo inefable de que tanto se habla no es más que una coartada. O una señal de pereza. Siempre puede decirse todo, el lenguaje lo contiene todo. Se puede expresar el amor más insensato, la más terrible crueldad. Se puede nombrar el mal, su sabor de adormidera, sus dichas deletéreas. Se puede expresar a Dios, lo que no es poco. Se puede expresar la rosa y el rocío, el lapso de la mañana. Se puede expresar la ternura, el océano tutelar de la bondad. Se puede expresar el porvenir, los poetas se aventuran en él con los ojos cerrados, el labio fértil.

Puede decirse todo de esta experiencia. Basta con pensarlo. Y con ponerse a ello. Con disponer del tiempo, sin duda, y del valor, de un relato ilimitado, probablemente interminable, iluminado —acotado también, por supuesto— por esta posibilidad de proseguir hasta el infinito. Corriendo el riesgo de caer en la repetición más machacona. Corriendo el riesgo de no salir victorioso del empeño, de prolongar la muerte, llegado el caso, de hacerla revivir incesantemente en los pliegues y recovecos del relato, de ser tan sólo el lenguaje de esta muerte, de vivir a sus expensas, mortalmente.

¿Pero puede oírse  todo, imaginarse todo? ¿Podrá hacerse alguna vez? ¿Tendrán la paciencia, la pasión, la compasión, el rigor necesarios?

Jorge Semprún, La escritura o la vida. 

Moleskine horizontal

Joan Coromines y el origen de las palabras


No hay comentarios

Sobre su magnífico Diccionario Etimológico Abreviado de la Lengua Castellana, el propio Joan Coromines, su autor, afirma:

«Decir a quiénes y para qué se destina es dar un libro la mejor definición. Éste se ha escrito para el público no especializado en lingüística, con objeto de informarle breve y claramente de lo que se sabe acerca del origen de las palabras castellanas comúnmente conocidas por la gente educada. He pensado, pues, en cuatro tipos de lectores: estudiantes de todas las disciplinas, aunque acordándome de que los de ciencias humanísticas y filológicas lo emplearán, naturalmente, más que otros; extranjeros cultos que tratan de adquirir del castellano un conocimiento algo sistemático, no meramente práctico; profesores que enseñan cualquier materia, eruditos no lingüistas y lingüistas especializados en otras lenguas, romances o no romances; y, en general y muy especialmente, todo el público educado de lengua castellana que no se contente con un conocimiento superficial de su idioma.»

Descarga el Diccionario Etimológico Abreviado de la Lengua Castellana, de Coromines, en formato PDF.