Etiqueta: Ser novelista

.

El punto final es único punto en que el escritor y el lector se encuentran: se encuentran para decirse adiós.El punto final es el punto en que se matan.El punto final son sus ojos vaciados.Entonces lo imaginario devueve el cuerpo del lector a lo real como el como el mar deja un cadáver en la costa.Por eso es que el…

Día de Muertos en la antesala del Infierno

Este 2 de noviembre cumple ochenta años de narrada la historia de un día de duración, etílica y metafísica, que nos entregara Malcolm Lowry en Bajo el volcán. El 2 de noviembre de 1938, a ocho meses de la expropiación petrolera mexicana y entre la incertidumbre política que deparaba el gobierno de Cárdenas, el británico Lowry puso en la espalda…

Sincronicidad

Cuatro notas hiperbreves de un hecho sincrónico, por llamarlo de algún modo en alusión a Jung y, también, en alusión a Sergio Pitol. Hay algo de gloria en el hecho de tener pánico escénico ante una gran audiencia. Hace un par de semanas leía ante un público generoso mi texto sobre Sergio Pitol en la Biblioteca Palafoxiana de Puebla y…

Pitol y el encuentro con la diosa

Conocí la literatura de Sergio Pitol leyendo un breve volumen de sus relatos, al que siguieron las novelas Domar a la divina garza y La vida conyugal. Luego fui en busca de sus cuentos completos y me entregué a la lectura de El arte de la fuga, libro de su conocida Trilogía de la memoria al que regreso continuamente.

Una línea en la totalidad [de la novela]

Un fragmento narrativo de la novela Los demonios, de Heimito von Doderer, ilustra a la perfección, con toda seguridad sin que el autor se lo propusiera, el entrecruzamiento de líneas —a partir de una inicial bien trazada—  que nos conduce a la trama y ésta a la totalidad [de la novela]. Y sin embargo, de hecho sólo necesitas trazar una…