Moleskine horizontal

Anaforismos de Anna Kullick Lackner sobre la escritura


Etiquetado: , , , .
 Al depurar y corregir los recuerdos de los hijos, los padres les editamos la vida.

Mañana iré al café. Escribiré, leeré, conversaré… ¡Ah!, olvidé limpiar la casa, mejor sacudo mi altar de muertos.


La literatura me mueve. Me avienta a la calle tan pronto la luz del día.


Cuando no puedo escribir, me pongo a limpiar la casa. Dulce dice que es histeria; no sé, lo cierto es que mi casa es un espejo.


Amarro sobre mi cuello las cuerdas del mandil de carnicero: me pongo a escribir.


(Del libro Anaforismos, 1996, Verdehalago).

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s