Cómo escribir una novela

Caja de herramientas

La técnica de Ingermanson del copo de nieve para escribir novela


No hay comentarios

En esta ocasión, vamos a analizar el Método Snowflake o Método del Copo de Nieve, de Randy Ingermanson (también podéis encontrarle en su web). El nombre del método proviene de la Estrella de Koch, una curva descrita por el matemático sueco Helge von Koch en 1904 en un artículo titulado Acerca de una curva continua que no posee tangentes y obtenida por los métodos de la geometría elemental.

En términos matemáticos, esto significa que se trata de una curva cerrada continua que no es diferenciable en ningún punto. En un lenguaje más moderno, diríamos simplemente que se trata de una curva fractal que posee autosimilitud en cada una de sus partes y que se construye mediante un proceso iterativo que se inicia con un triángulo equilátero en el que cada uno de sus lados queda reemplazado por la llamada curva de Koch. Es más fácil comprenderlo si se observa la ilustración:

Koch curve

Continuar leyendo…

Ser novelista

El modelo limitado de la novela del siglo XIX


No hay comentarios

Anota Javier Cercas acerca de la novela contemporánea: “Yo creo que tenemos una visión un poco estrecha de la novela, fruto del triunfo avasallador de un modelo muy potente, el del XIX. Es un modelo que concibe la novela, digamos, como una ficción en prosa en la que se cuenta un drama de la forma más rápida y eficaz. Ese modelo está muy bien, ha dado frutos extraordinarios, se siguen haciendo cosas muy buenas con él; pero mi modelo no es ese; o no sólo. El mío quiere recuperar el modelo de Cervantes y de toda la narrativa anterior al XIX. Podría definirse como un cocido, o como un banquete: la virtud máxima de la novela tal y como la acuña Cervantes, o una de sus virtudes, es la pluralidad, la libertad absoluta. Puedes meter cualquier cosa en una novela. Esa es parte de la genialidad de Cervantes. Para él, la novela puede abarcarlo todo: ensayo, crónica, todo”.

Ser novelista

El ritual de un escritor de novelas


No hay comentarios

Para el Encuentro Internacional de Escritores (Zacatecas, 2015) se me invitó a participar con Daniel Rodríguez Barrón, Jaime Mesa y L.M. Oliveira en una mesa redonda para hablar de las poéticas, los procesos de escritura, y más enfáticamente acerca de los rituales para y durante la escritura (algo así como: ¿se bebe agua o alcohol mientras se escribe?, ¿se escribe de noche?, &c.). Comparto aquí una colección de notas electrónicas preparadas para el caso:

Actos del ritual: colocar sobre el escritorio las novelas de nuestros escritores maestros, de cuyos recursos, estrategias, &c. nos apropiaremos. Ídem, libros de poesía. Ídem, libros de filosofía.

Actos del ritual: las notas relámpago de moleskine o cuaderno diminuto y las notas en el celular. Las notas en servilletas de papel, en manteletas, en el reverso de boletos de viaje. La reunión de esas notas en un artefacto ad hoc: A eso llamo los haikús del mundo. (¿Honro a Barthes con ello?).

Actos del ritual: la reunión de fichas mecanografiadas en una caja amarilla. (¿Honro a Wittgenstein con ello?).

Continuar leyendo…

Ser novelista

Recuerdos de la confección de una novela


No hay comentarios

No recuerdo ya dónde fue el comienzo, sé que no empecé por el principio: por decirlo de algún modo todo resultó escrito al mismo tiempo. Todo estaba o parecía estar, como en el espacio temporal de un piano abierto, en las teclas simultáneas del piano.

Escribí buscando con mucha atención lo que en mí se estaba organizando, y que sólo después de la quinta paciente copia empecé a percibir. Empecé a comprender mejor lo que quería expresarse.

Mi recelo era que, por impaciencia con la lentitud que tengo para comprenderme, estuviera apresurando antes de tiempo algún sentido. Tenía la impresión, o mejor, la seguridad de que, cuanto más tiempo me concediera, la historia diría sin convulsiones lo que tenía que decir.

Siempre me parece una cuestión de paciencia, de amor creando paciencia, de paciencia creando amor.

Continuar leyendo…

Ser novelista

Le mot juste, el oído y el logro del estilo literario en la novela


No hay comentarios

Vargas Llosa afirma en sus Cartas a un joven novelista que es posible el hallazgo de un estilo propio al escribir novela. Revisa a sus maestros, termina tomando el secreto del mot juste de Flaubert: Es deber del escritor hallar la palabra justa (mot juste) que exprese cabalmente una idea. Se sabe que se le ha encontrado gracias al oído: la palabra es la justa cuando suena bien.

Aquí sigue el fragmento de la epístola IV en la que a ello alude:

Continuar leyendo…